Medicina integrativa

¿QUÉ ES LA MEDICINA INTEGRATIVA?

Es muy posible que ya hayas oído hablar de «medicina integrativa» en los medios o en las redes sociales. Pero ¿qué es realmente la medicina integrativa? ¿es un nuevo método de diagnóstico o tratamiento? ¿es un nuevo tipo de medicina alternativa? Pues no, nada de eso. La medicina integrativa es un nuevo enfoque que engloba la medicina convencional y los tratamientos complementarios o naturales en una misma perspectiva. De este modo, se ponen al alcance del paciente todos los recursos sanitarios posibles para la mejora de su condición, de su bienestar, incluso de su curación.

Además, la medicina integrativa atiende de forma holística todos los aspectos del paciente: el fisiológico, el psíquico, el emocional, el nutricional y el social. Y esto es así en base a que la enfermedad, no es unifactorial sino que aparece, se agrava y/o se complica por multitud de factores. Hablamos de, por ejemplo, hábitos alimentarios poco saludables, sedentarismo, consumo de alcohol, tabaco u otras sustancias adictivas, estrés, enfermedad mental, relaciones sociales poco gratificantes, infecciones, etc. Todo ello acaba por debilitar el sistema inmune. Un sistema inmune debilitado es el comienzo de algo que, si no atendemos a sus signos y síntomas, puede acabar en enfermedad.

Por último, debemos destacar de esta disciplina el hecho de que la medicina integrativa actúa favoreciendo la capacidad curativa innata del organismo. Sabemos que nuestro cuerpo está diseñado para la salud por lo que, frente a un elemento agresivo o lesivo, el organismo reacciona fisiológicamente para contrarrestar o eliminar esta situación de agresión. Un ejemplo claro de ello es la fiebre.

 

BENEFICIOS DE LA MEDICINA INTEGRATIVA

Al considerar como opciones de tratamiento posibles tanto a la medicina convencional como a los tratamientos complementarios, ofrece al paciente un amplio abanico de posibilidades terapéuticas, lo que se traduce en una mayor eficacia del tratamiento y una mejora del bienestar y de la calidad de vida del paciente.

Además, ofrece:

  • Una atención sanitaria más cercana
  • Un tratamiento coordinado que integra múltiples disciplinas terapéuticas
  • Un enfoque científico del tratamiento
  • Inclusión del propio paciente en el proceso terapéutico y la toma de decisiones.

En resumen, la medicina integrativa es un movimiento a nivel mundial, un nuevo enfoque médico que estudia a la persona de manera global, sumando a la medicina convencional otras técnicas seguras y eficaces, siguiendo el principio de precaución.

Se centra en analizar y tratar la causa del problema de salud siempre que sea posible. Requiere un paciente proactivo, que participe de su proceso de mejora o curación y hace especial hincapié en las modificaciones de los hábitos de vida: cuidado de la alimentación, ejercicio adecuado, estilo de vida y bienestar y en la prevención.

LA MEDICINA INTEGRATIVA EN FARMACIA OLIVET

La Farmacia Olivet, en su empeño por dar respuesta a las necesidades cambiantes de sus pacientes, adopta la medicina integrativa como filosofía de vida y de atención al paciente.

Por ello, apuesta fuerte por ….

  • Linea de productos Algèmica.
  • Línea de productos Pranarôm.
  • Un un nuevo modelo de atención al paciente articulado con la medicina convencional. Se trata de mejorar las condiciones de vida de las personas, minimizar los efectos secundarios de la farmacología y aumentar la calidad de vida, también desde la prevención, todo ello con el paciente en el centro del proceso.
  • Aprender juntos técnicas para conseguir más control de nuestra mente y en general de vida a través de la práctica de Mindfulness.

 

Referencias:

Fortalece tu sistema inmune sin esfuerzo

FORTALECE TU SISTEMA INMUNE SIN ESFUERZO

Cuando te encuentras cansado por el estrés y la fatiga del día a día puede ser una señal de que tu sistema inmune está de bajón. Los multivitamínicos, la jaleas y otros suplementos que te ofrecemos en la farmacias pueden echarte una manita.

En concreto, queremos destacar la inestimable función de la Solución Defensas de Aromaforce Pranarôm. Contiene una combinación de aceites esenciales con propiedades antivirales, antibacterianos, antifúngicos, inmunoestimulantes y expectorantes, para la prevención y el tratamiento de nuestra salud respiratoria.

 

 

UN ESTILO DE VISA SALUDABLE

Sin duda, practicar hábitos saludables a diario es lo que realmente va a tonificar tu sistema inmunitario. Estos son los consejos de nuestra compañera Alicia:

  • Reduce el estrés. Puedes conseguirlo dedicando tiempo a practicar algún deporte sin exigencias físicas, como el yoga y el tai-chi. El mindfulness también puede ser de gran ayuda en tu día a día.
  • Duerme suficiente. Mantén un horario de #sueño regular y evita practicar ejercicio físico y tomar sustancias excitantes (cafeína, cola, etc.) antes de dormir.
  • Mantén una vidasocial activa. Queda con amigos regularmente, «no tengo tiempo» no es excusa. Un café, un paseo por la ciudad, una visita al museo, una excursión por la montaña, un viaje… Y un abrazo. Todo esto es, sin duda, mucho más efectivo que cualquier complejo vitamínico.
  • Ríete. Reirse a carcajadas estimula nuestro sistema inmune de forma simpática –nunca mejor dicho-, es decir a través de la adrenalina liberada por la sensación de placer que produce la carcajada. Así que, ya sabes, no reprimas tus ganas de reír!
  • Cuida tu alimentación. Ya sabéis que la alimentación es la base de la salud. Para fortalecer nuestro sistema inmune recuerda:

Aumentar la ingesta de inmunoestimulantes naturales como el ajo, el aceite de orégano, setas shiitake, maitake o reishi.

         – Aumenta el consumo de alimentos antioxidantes, es decir, alimentos ricos en vitaminas A, C y E, selenio, zinc y magnesio. Estas sustancias en los alimentos no son super-héroes, pero ayudan a tu organismo a combatir los radicales libres que dañan tus células y material genético y evitan la oxidación de moléculas como azúcares, grasas, etc. Encontrarás grandes cantidades de antioxidantes en frutas y verduras.

Evita el consumo de azúcares simples y cereales refinados.

Reduce la ingesta de alimentos procesados y proteínas animales, y aumenta el consumo de frutas, verduras, legumbres y cereales integrales.

Mantén un buen equilibrio de la flora intestinal mediante la ingesta de alimentos fermentados: yogur, kéfir, miso, choucroute…

Evita el consumo de sustancias irritantes y tóxicas, como el alcohol, el tabaco, etc.

Evita el sedentarismo. Cualquier tipo de movimiento es válido: andar, correr, nadar, bailar, yoga, jugar al golf… Escoge el que más te guste y empieza ya a moverte!

Sigue normas de higiene básicas. Lavarnos las manos con frecuencia es una de las formas más simples de mantener nuestro sistema inmunológico fuerte y proteger la salud de los demás. En temporadas de infecciones respiratorias debes recordar:
– Tapar nuestra boca y nariz con el antebrazo al estornudar y al toser.
– Usar pañuelos desechables para sonarse la nariz.
– Tomar el sol todos los días para tonificar nuestra inmunidad.
– Evitar ir a los hospitales u otros centros sanitarios a menos que sea una urgencia.

 

Y así de sencillo es poder estar cada día a tope para rendir al máximo en el trabajo y disfrutar de tu tiempo libre.

Difusores y humidificadores

Imagen de Monicore en Pixabay

Difusores y humidificadores ¿son iguales?

Muchas personas piensan que los humidificadores y los difusores son dispositivos similares. Pero en realidad tienen diferencias notables que os queremos dar a conocer.

La aromaterapia es una terapia complementaria que utiliza aceites esenciales con finalidades terapéuticas. Es una terapia cada vez más utilizada por sus beneficios en nuestra salud.

Recordemos que respiramos una media de 20 veces por minuto. Esto hace que la calidad del aire que respiramos sea fundamental para el buen funcionamiento de las vías respiratorias y para mejorar nuestra salud en general.

El uso de un humidificador del aire o de un difusor nos permite mejorar la calidad del aire que respiramos. En ambientes urbanos y secos, donde existen elevados niveles de contaminación, respirar aire limpio, con un porcentaje de humedad adecuado y, quizás, aromatizado con algún aceite esencial, puede marcar una gran diferencia en nuestro estado de salud física y emocional. Leer más

¿Es posible pasar las Navidades sin antiácidos?

 

Se acerca la Navidad y con ella, los días festivos, las reuniones familiares y las comidas o cenas fuera de casa. Y es posible que ya estés pensando en buscar un momento para pasar por tu farmacia y comprar antiácidos, el medicamento  “imprescindible” que te va a salvar de un mal rato estas fiestas.

Un mal rato al que identificamos como acidez, ardor, sensación de quemazón, dolor epigástrico, y que puede o no venir acompañado hinchazón y flatulencia. 

¿Y quién de nosotros no ha sufrido alguna vez este tipo de molestias?Los síntomas descritos se corresponden con la acidez gástrica o pirosis, y frecuentemente tendemos a solucionarlos con la toma de algún antiácido tipo bicarbonato, Almax, Rennie, omeprazol, etc.

Sin embargo, ninguno de ellos está exento de contraindicaciones por interaccionar directamente con otros medicamentos. Así que, antes de tomar un antiácido al tun-tun, siempre es recomendable pedir consejo a tu farmacéutico de confianza.

Aunque si quieres que te diga la verdad, los antiácidos no son imprescindibles, a no ser que te hayan diagnosticado dispepsia funcional, úlcera péptica u otra enfermedad gastro-esofágica que necesite antiácidos para su tratamiento.

Si no es así, puedes pasar sin ellos. ¿Quieres que te cuente cómo evitar esos desagradables síntomas de la acidez gástrica? Entonces, sigue leyendo…

 

ALIMENTOS Y TÉCNICAS DE COCCIÓN RECOMENDABLES

No es que haya una dieta especial para tratar la acidez gástrica. Pero existen una serie de alimentos técnicas de cocina que es mejor no utilizar para evitar que aparezcan o que empeoren los síntomas de acidez gástrica. Te lo cuento a continuación.

  • Los métodos de cocción más indicados para evitar la acidez estomacal son el hervido, la cocina al vapor, al horno a baja temperatura en papillote. En general, los alimentos cocinados son mejor tolerados que los crudos.
  • Los alimentos ricos en fibra como las legumbres y algunas verduras, están desaconsejadas en caso de acidez. Y ello es porque la fibra puede producir un rozamiento mecánico en las paredes digestivas (irritación) y enlentecer el vaciado gástrico (es decir, digestiones más lentas y pesadas).
  • En relación a los lácteos, la leche animal (de vaca, oveja o cabra) no es muy recomendable por su acidez natural, ya que puede aumentar la secreción de ácido clorhídrico tras dos o tres horas tras su ingesta. En cambio, es más aconsejable consumir bebidas vegetales de arroz, de soja, de avena, etc. Algunos lácteos fermentados también pueden mejorar la sintomatología, como el yogur desnatado y el queso desnatado o bajo en grasas. Los yogures enteros, azucarados, otros productos lácteos con frutas o cereales, y los quesos curados, por su contenido en grasa, podrían enlentecer la digestión y favorecer los síntomas de acidez.
  • Es más aconsejable utilizar cereales integrales(a pesar de su alto contenido en fibra) en lugar de los muy refinados, así como también los cereales sin gluten (arroz, maíz, mijo, etc.) porque tienden a inflamar menos la mucosa gastrointestinal. El pan tostado, las tortas de arroz y maíz, el arroz, las patatas y el boniato son también muy bien tolerados por las personas que padecen acidez.
  • Las legumbres–ya lo hemos dicho antes– son ricas en fibra y podrían favorecer la flatulencia y la sensación de plenitud. Sin embargo, puede evitarse este efecto consumiéndose trituradas o en puré (por ejemplo, patés vegetales, humus, etc.).
  • En general, las frutas y verduras cocidas son mejor toleradas que las crudas. De entre las frutas, escogeremos entre pera o manzana hervidas o asadas al horno. Con las verduras, lo más indicado es asarlas al horno, saltearlas, cocerlas al vapor o cocinarlas en papillote. Una vez la sintomatología mejore, pueden volverse a introducir las demás frutas y verduras.
  • En cuanto al consumo de carne, pescado y huevos, se prefiere el consumo de pescado y huevos al de la carne. Es más aconsejable el consumo de pescado blanco(bacalao, merluza, pescadilla, lenguado, rape, dorada, etc.) por su menor contenido graso. El pescado azul es mucho más graso y, por tanto, puede producir más acidez.
  • De las carnes, las más recomendables son el pollo, el pavo y el conejo. Los caldos de carne aumentan la secreción de ácido y, por tanto, se evitarán en lo posible. En cambio, los caldos vegetales (sin apio, cebollla, tomate o pimiento) son mejor tolerados.
  • En cuanto a los huevos, la mejor manera de tomarlos es en tortilla revueltos y  En este caso, conviene recordar que no debemos hervir los huevos durante más de 8 minutos, porque a partir de ese momento se forma un anillo “verde” (sulfuro de hierro) alrededor de la yema como resultado de la sobre-cocción que hace que sean más indigestos.
  • Para cocinar y aliñar, lo más recomendable es utilizar aceite de oliva de baja graduación(0,4º); graduaciones más altas son más ácidas y podrían causar molestias.
  • El agua es la bebida de elección, sin hielo ni refrigerada, incluso en verano. También puede mejorar la sintomatología el no beber demasiada agua durante las comidas (para evitar la formación de gases), y beber más entre horas, atendiendo siempre a la sensación de sed que se tenga.
  • Evitar las bebidas alcohólicas (incluido la cerveza y el vino), el café, el té, la cola, las bebidas azucaradas, las bebidas gaseosas, la menta, los zumos (aunque sean naturales) y batidos con frutas ácidas.
  • También pueden tomarse infusiones digestivas (manzanilla, pero no menta porque aumenta la secreción ácida). Las infusiones carminativas (anís estrellado, hinojo, etc.) deben tomarse con precaución y no de forma habitual porque pueden inducir la formación de gases como efecto rebote. Otra de las bebidas bien toleradas son los caldos vegetales (como he mencionado más arriba), el zumo de zanahoria, de uva y de manzana, y las bebidas vegetales (releer en lácteos).

PAUTAS HIGIÉNICO-DIETÉTICAS

Además de tener precaución con los alimentos que consumimos y cómo los cocinamos, existen una serie de precauciones higiénico-dietéticas que alivian los síntomas de acidez y previenen su aparición.

  • Es importante reducir el sobrepeso y la obesidad, ya que la grasa abdominal acumulada puede presionar la boca del estómago cuando nos sentamos a comer y acentuar así los síntomas.
  • Resulta casi imprescindible evitar el tabaco, el alcohol, las bebidas con gas, el café, la malta, el té, las especias picantes y cualquier otra sustancia o alimento irritante.
  • Comer despacio y relajadamente mejora mucho los síntomas. Deberíamos dedicar a las comidas entre 20 y 45 min por lo menos.
  • También es beneficioso masticar suficientemente los alimentos, con la boca cerrada, para evitar la entrada de aire y la formación de gases. Ello incluye, no hablar con la boca llena, algo que hacemos muy a menudo de forma casi inconsciente.
  • Muy importante es evitar las comidas copiosas. Procurar comer menos cantidad de alimentos en cada comida y aumentar la frecuencia de las mismas puede ser una buena opción para las personas que padecen con frecuencia ardor.
  • Resulta interesante detectar y evitar los alimentos que puedan inducir estos síntomas. En general, suelen ser comidas con un alto contenido en grasas, (platos pre-cocinados, fritos y rebozados), platos muy condimentados, los picantes, los quesos muy curados, embutidos, chocolates, pasteles y productos de bollería y repostería.
  • Si los síntomas ocurren por la noche, es recomendable elevar la cabecera de la cama unos 20cm y evitar acostarse inmediatamente después de comer. Lo mismo, si se va a dormir una siesta. Recordad también, que recostarse sobre el lado izquierdo facilita el vaciado gástrico.
  • Existe gran cantidad de evidencia científica que indica una alta correlación entre el nivel de estrés y la sintomatología de acidez gástrica. Por eso, no nos queda otra opción que aplicar técnicas de control del estrés.
  • Realizar ejercicio físico extremo aumenta la acidez por incremento del estrés oxidativo. Tampoco es conveniente realizar ejercicio justo después de comer.
  • Por último, deben evitarse las prendas de ropas ajustadas y los cinturones apretados.

 

Así que ya sabes… Sí es posible pasar una Navidad son antiácidos! Tan sólo debes prestar un poquito de atención a lo que comes, a cuánto comes y a cómo lo comes.

Dia mundial contra el Cáncer de Mama

«Si hay alguna cosa en nosotros verdaderamente divina, es la voluntad. Por ella reafirmamos la personalidad, moderamos el carácter, desafiamos la adversidad, reconstruimos el cerebro y nos superamos diariamente.» Ramón y Cajal

Juntos desde 1960

¡¡Nos sentimos muy afortunados de seguir sumando años con vosotros!!

Después de 58 años en nuestro barrio, seguimos intentando cuidar día a día de nuestra gente, con la misma ilusión que lo iniciaron nuestros predecesores Anna Mª y el Dr. Font. ¡¡Gracias por hacerlo posible!!

Comencem la setmana sense Fum!!!

Des d’Olivet Farmàcia volem contribuir en una millor qualitat de vida… T’hi podem ajudar!!

Aquí us deixem una web amb testimonis molt interessants!

Molt bona setmana!

 

 

 

Cribratge per la prevenció detecció de càncer de còlon i recte

Estem en plena campanya de cribratge per la detecció precoç de càncer de còlon i recte!!!!!

http://videosalut.gencat.cat/cancer/el-cancer-de-colon-i-recte-es-pot-curar-si-es-detecta-a-temps-capsula

CAMPANYA DE RISC CARDIOVASCULAR

Del 15 al 27 de gener pots conèixer el teu risc cardiovascular.

La campanya consta de:

  • Mesura de la pressió arterial
  • Mesura del I.M.C.
  • Mesura de la glucèmia
  • Mesura del colesterol total
  • Estudi del pla de medicació

No dubtis i no te la juguis amb el teu cor, demana hora!!!

La campanya té un valor de 20€ però, amb la targeta client, aprofita el descompte del 50% i fes-te l’estudi per només 10€.